travel




viernes, 22 de febrero de 2008

"Mirasol Monumental"

Almirante así si, con estas ganas nos salvamos seguro. El Mirasol puso todo y se trae un triunfazo.

Primer Tiempo: el trámite del partido era parejo, Rafaela sacaba una luz de diferencia con la movilidad de Cólzera, justamente él después de un error de Medina que no pudo rechazar a los 36' le quedó la pelota y ante el achique de Campestrini la picó y convirtió. Otra vez un error en defensa que se paga muy caro.
Almirante no lastimó nunca en el PT, tan solo un disparo de Verón trás un corner que sacó con los puños Pezutti.
Buena movilidad de Tosi que las pedía todas pero no podían terminar las jugadas ya que morían en los defensores de Rafaela, muy poco de Cardoso y de Varaldo que no les llegaba juego. Así se terminó la primera parte con la incertidumbre de otro resultado adverso como visitante.

Segundo Tiempo: Se ve que Giunta no perdonó el error de Medina que se quedó en el vestuario. Por él, entró Olmedo y con el pie derecho, ya que la primer pelota que tocó habilitó a Verón, éste tocó para Cardoso que asistió a Varaldo que desde afuera del área sacó un fuerte derechazo para el empate Mirasol a los 45 segundos enmudeciendo al Monumental.
A los 2' gran habilitación de Tosi para Cardoso, éste remató de zurda y se fué pegada al palo. En la jugada siguiente se lo perdió Verón rematando desvíado. Fueron unos minutos electrizantes del Mirasol ante la atónita mirada de todo Rafaela.
Almirante no quería dejar despertar a la "crema" ya que lo tenía medio grogui, contra las cuerdas y a los 9' después de filtrarse entre 2 defensores le cometieron foul a Varaldo que estaba intratable. Tiro libre que Basualdo con un derechazo impresionante al ángulo convirtió el segundo gol que hasta acá en ésta etapa era justificado.
Rafaela se desesperó porque pasaban los minutos y no lograba igualar. Almirante se agasapaba de contra y llegó a los 17' una corrida espectacular de 50 metros de Cardoso que no fué egoísta y se la dió a Varaldo para que definiera pero este desvío el remate final que era el tercer gol.
Luego entró Maraschi por Cardoso para tener la pelota y para meter las contras, pero se quedó muy solo ya que a los 34' Blas quizo cuidarse de la lluvia de centros que vendrían en los últimos minutos y puso a Castro por Varaldo para jugar de 6 y León pasó a jugar de 3. Ésta vez Blas hizo bien los deberes y ante todos los centros Zavaleta, León y Castro fueron un frontón imposible de vulnerar.
Almirante pudo aumentar con alguna contra y con huevo, corazón y tambien fútbol, se trajo 3 puntos de oro de Rafaela... Mirasol así si podemos soñar.

Atlético Rafela: Pezutti; Avendaño, Celaya, Zbrun, Zunino; Juarez, Césaro, Avila, Zarate; Cólzera, Bazán Vera.

Almirante Brown: Campestrini; W.Díaz, Zavaleta, León, Medina; Verón, Mesa Sanchez, Basualdo; Tosi; Cardoso y Varaldo.

Goles: 36m Cólzera (AR);46m Varaldo, 54'Basualdo (AB)

Amonestados: León, Basualdo, Maraschi.


Cambios: Olmedo x Medina; Maraschi x Cardoso; y Castro x Varaldo.

Arbitro: Alejandro Toia

Por Gustavo Daher



Análisis Crítico

El sello de Almirante del 07 de a poco comienza a aparecer. Vuelve, ilusiona.
Después de un turbulento comienzo, regresó el triunfo, ese que tanto se esperaba. Y de visitante, eso que tanto costaba.
Hay varias razones por las qué justificar ésta victoria, pero la principal es la actitud del equipo.
Almirante se sometió en cada jugada a un proceso creativo (vale citar la combinación Verón – Edilio – Varaldo que derivó en el primer gol). Supo como manejar el resultado cuando lo tuvo en contra, no se desesperó. Por eso empató y luego de buscar y rebuscar encontró. Sí, el segundo gol (delicioso tiro-libre de Basualdo).
Dos cuestiones a observar: una mala y una buena.
Pelotazo a la tribuna: el gol rival llega otra vez por un horror defensivo.
Pelotazo al ángulo: dos. Tosi: Bienvenido tu juego y tus ganas. Varaldo: Bienvenido tu gol, y los que van a venir.
En fin, es una victoria que sirve para descomprimir, para sumar de a tres en las dos tablas, y claro, también, para renovar la ilusión.

Por Nicolás Magri.