travel




sábado, 7 de junio de 2008

Todavía estamos vivos y de pie...

Instituto 0 – Almirante Brown 0

De no creer... Estuvo en nuestras manos la victoria. O en la manos de Campestrini. O en los pies mejor dicho. Y no pudo ser. Pero en sus manos estuvieron varios (bastantes) puntos de los 58 que sumó Brown a lo largo de 37 fechas. Por lo tanto, hay que apoyar a este arquero que nos dio tanto.
Es difícil explicar el dolor que se siente al perder dos puntos de esta manera, pero si hay que condenar a algún jugador, el último es Campestrini.
Hay que recordar que los delanteros no la meten (otra vez zapatero). Demus no tiene sangre, no tiene espíritu, no tiene alma, no tiene juego, no salta, no va a buscar, no juega. Pérez se rompe los pulmones corriendo atrás de la pelota, de lado a lado, pero no tiene compañía, y tampoco tiene gol.
Maraschi dio la velocidad que le faltaba al mirasol. En pocos minutos demostró que tendría que tener un lugar entre los titulares. Tiene ritmo, es rápido, encara y gambetea para adelante e inquieta a las defensas. Tanto es así que a él le cometieron el penal.
Tosi hizo muy poco, casi nada. Buen desempeño del mediocampo y de la defensa.

El primer tiempo fue aburrido, casi sin chances, con muy pocas aproximaciones y una sola jugada clara de gol. A los 17 minutos, buena habilitación de Verón para Demus que con todo el tiempo del mundo y mano a mano con el arquero remató al bulto. ¿Qué quiso hacer?
¿Algo más? Si, una media vuelta de Pérez a los 43’ que contuvo bien Pozo. Solo eso.

En la segunda parte, en la primera no puedo conectarla Pérez. De ahí en más nada hasta que entró el bicho Maraschi. A los 25 del complemento, una chance muy clara, centro de Pérez, Maraschi improvisó una media chilena que se fue apenas arriba del travesaño.
Tres minutos mas tarde, el bicho encaró y lo bajaron en la línea del área grande. Penal y descontrol en Instituto. La gloria era para Almirante.
A los 33 minutos recién Campestrini tomó carrera. Miró al cielo, le imploró a Dios, corrió hacia la pelota, y su remate al medio fue tapado por Diego Pozo. No importa Campe, ya vas a tener revancha.
Y dentro de siete días. Frente a Chacarita. El último partido. Una final. Esa que definirá nuestra suerte. Esa suerte que hasta hoy no nos quiso acompañar. Pero todavía estamos vivos y de pie...

Por Nicolás Magri

Almirante Brown: Campestrini; W. Díaz, Zavaleta, León, Deláguila; Verón, Mesa Sánchez, Olmedo; Tosi; Pérez y Demus.

Goles: No hubo

Cambios: 42’ Castro x Zavaleta; 68’ Maraschi x Tosi; 85’ Edilio Cardoso x Pérez.

Amonestados: 16’ Olmedo (5ta amarilla); 18’ Deláguila; 42’ W. Díaz; 60’ Verón; 65’ Demus; 66’ Castro

Arbitro: Guillermo Rietti