travel




martes, 22 de septiembre de 2009

VOLVIÓ PAPÁ BAZÁN VERA


Por fín la metió Bazán Vera y con un centro de un papi más chico el Bicho Maraschi, Almirante ganó muy bien por 1 a 0 al Gallito, en Morón frío polar.


PRIMER TIEMPO: En esta etapa hubo 2 partidos, uno hasta los 30' donde fué dominador el Gallito de la mano de Martinez un calco en estampa de Román Riquelme y aparte juega bien llegó con peligro un par de veces al arco de Monasterio, también Falczuk hizo una gran jugada por izquierda eludiendo jugadores y el remate final se fué cerca del palo derecho y Almada Flores tuvo una clara chance que fué bien resuelta por una muy buena salida rápida de Monasterio. Almirante hasta acá no podía crear jugadas de peligro ya que se diluían al llegar al área. Pero después de los 30' el Mirasol le tomó la mano a la cancha que estaba rápida y al partido y llegó a inquietar con peligro y más cuando a los 37' el Gallito se quedo con uno menos. A los 44' el Bicho tuvo la más clara desbordando por derecha enganchó para la zurda y le pegó desde la media luna y Migliardi la sacó del ángulo superior izquierdo volando con mano cambiada. A los 47' el que se lo perdió claramente fué Ferrer que de media vuelta de derecha su remate se fué besando el palo. Así se fué el primer tiempo.

SEGUNDO TIEMPO: Almirante salió decidido a hacer valer el hombre demás que tenía en la cancha y a los 8' una verdadera joyita, Deláguila tocó para Zacaría este para Maraschi que desde la izquierda tiró un centro para que Bazán Vera meta un cabezazo para romperle el arco a Migliardi. Después del gol el Gallito no tenía reacción solo intentaba ir para adelante por inercia y quedaba desnudo en la defensa a pedir de Almirante que tuvo en varias ocasiones para convertir el segundo pero no se le dió y terminó sufriendo por algunos centros para Lenci y compañía pero solo eso al final el Mirasol fué un justo ganador. Blas Giunta acertó en los cambios ya que sacó a Gandarillas amonestado y al Bicho que estaba estenuado e hizo debutar a Jonathan Casasola que no desentonó y participó de jugadas muy interesantes mostrando también que no le pesa la camiseta de Almirante. Muy bien Rubén Darío Ferrer poniéndole la pausa justa a los ataques y también el Indio cuando aguantó el balón e hizo de pivot, la defensa cada vez más sólida desde Monasterio pasando por todas sus líneas y en el medio Marrone cada vez mejor y Gandarillas tuvo un duelo de guapos frente a Orfila, Zacaría ganó y perdió pero terminó cumpliendo un buen trabajo, Maraschi volvió a ser el delantero que queremos todos. Un triunfo ante un clásico rival que sirve para ganar en confianza y acercarse a los de arriba.







Gustavo A. Daher. La Voz del Hincha Mirasol.