travel




sábado, 17 de octubre de 2009

¿ZACARÍA'S CHAPA DE CANDIDATO?



El equipo está cada vez más afianzado y en un partido chato llegó a la sexta victoria consecutiva ante San Telmo con gol de Jonathan Zacaría cada vez más titular. Era un partido donde si salía 0 a 0 nadie podía decir nada, pero Almirante ganó ¿a lo campeón? y se trajo tres valiosísimos puntos de Villa Crespo


El primer tiempo se presentó, al igual que todo el partido, casi sin chances para nadie y se regalaban la pelota un equipo al otro en el mediocampo. Sólo alguna corrida de Maraschi daba sensación de peligro para todos los de Almirante que estabamos en el estadio de Atlanta (unos 70, mas que todos los de San Telmo). Como jugada clave se puede mencionar un remate de Jonathan Zacaría, figura del encuentro, que le pegó con zurda y pasó muy cerca del palo izquierdo de Gambandé. Del Candombero nada de nada, si sigue jugando así la verdad que va a estar muy complicado con el descenso. Sobre el final del primer tiempo eran todas imperfecciones y errores de ambos lados. Para resumir lo sucedido en este período se puede decir que fue todo fricción y pelota en el aire ya que nadie la bajaba.


El segundo tiempo fue igual y nadie pudo sobreponerse al otro. Almirante estaba muy sólido atrás, el mediocampo no tuvo uno de sus mejores partidos y los de arriba luchaban contra los fuertes defensores de San Telmo. Si nos ponemos a ver detalladamente y minuciosamente el desarrollo del encuentro, fue un poco más entretenido que el primero. San Telmo buscaba llegar al área con pelotazos que eran muy bien rechazados por los dos centrales Mena y Centurión. Almirante, en cambio, trataba de jugar con la pelota en el piso pero no le salían; pero no por culpa del aurinegro sino que la cancha no lo permitía ya que estaba en pésimas condiciones. Pero la primera chance del encuentro llegó y fue para San Telmo; Sever remató al arco y, entre Monasterio, el palo y Centurión salvaron al aurinegro. Enseguida de ese remate entró José Luís García para darle más juego a Almirante y en parte se lo dió. A los 37 minutos del segundo tiempo llegó el gol: Centro de Deláguila, no llega Bazán Vera a peinarla, le rebota a Maraschi y la pelota le queda a Zacaría que remata mordido venciendo a Gambandé que nada pudo hacer. Delirio entre los aurinegros que se encontraban en la segunda bandeja de la platea bohemia. Luego del gol el partido volvió a ser el mismo y sólo se pudieron ver dos jugadas concretas más: un cabezazo de Bazán Vera que besó el travesaño y un penal en movimiento de Demaldé que ataja estupendamente Monasterio (hace 7 que no le meten goles). Pitó Meineri, de aceptable trabajo y Almirante ganó un partido clave que lo hace ilusionar de cara al resto del torneo.


Ahora se viene Nueva Chicago y bajo una multitud, Almirante va a querer alcanzar la séptima victoria consecutiva. Seguimos estando a sólo un punto del puntero y ahora más que nunca sacamos chapa de candidato.





Alejandro Tévez. La Voz del Hincha Mirasol