travel




lunes, 3 de enero de 2011

BALANCE FUTBOLISTICO 2010!!!


Ha concluido otro año en la vida del club, Almirante Brown. ¿Bueno, regular, positivo o negativo? Eso intentaremos desglosar en base a todos los aspectos que componen a la institución.
En lo que se refiere a lo estrictamente deportivo se fue de mayor a menor, aunque esto es un decir ya que lo pautado como objetivos a corto plazo, o sea el ascenso a la B Nacional, se cumplió. Formas de conseguirlo hay varias y se pueden discutir. Lo que no se puede discutir son el nunca bajar los brazos (recordemos que a mediados del torneo Sarmiento llevaba más de 12 puntos de ventaja al segundo, Brown), ganar los partidos claves y la garra que caracteriza su juego. A pesar de los nombres, sistema y rendimientos, el torneo siempre tuvo a Almirante en segundo plano, a la expectativa de un descenso en el andar de Sarmiento. Algo que no se hacia esperar por nadie, pero que faltando pocas fechas ocurrió y concluyó en un campeón casi milagroso pegado a la radio para saber que pasaba con su rival al mismo horario.
De las mieles de campeón al duro trabajo de armar un plantel excluyente para afrontar una categoría mayor hubo un tiempo prolongado y mundial de por medio. En ese lapso se incorporó, y a la altura de las circunstancias hay que remarcar. Rodrigo Díaz, Shunke, Veron, Mandarino, Estévez, Carabajal y Huerta son alguno de los apellidos que reforzaron el conjunto aurinegro.
El semestre se desarrolló con mucho optimismo por volver a estar en la categoría más importante a la que ha tenido acceso el club. Triunfos resonantes ante Rosario Central o Chacarita alimentaron el espíritu de ir por más, pero se tuvo que conformar con menos. Las lesiones, puesta a punto de refuerzos en baja forma física u horrores arbítrales jugaron totalmente en contra de Almirante en el ultimo tramo de la primera vuelta y el año concluyó con una derrota de local que dejó mucha preocupación.
En fin, el panorama todavía es muy alentador, todo depende del plantel que se arme de cara a la segunda y definitiva rueda del certamen y de si se logran limar asperezas en el plantel que no son positivas para nadie dentro de la institución.
Saliendo de lo deportivo y metiéndonos en la política del club, la infraestructura y vida social del mismo hay que graficar al trabajo realizado en una línea recta ascendente. Un fiel reflejo de todo lo hecho es la ciudad deportiva ubicada al lado del estadio. Para los que frecuentaron este predio hace unos años y tienen la oportunidad de seguir haciéndolo verán los cambios a simple vista. El reacondicionamiento de las instalaciones influye no tan solo en lo económico, sino también en la imagen del club. Una de las últimas inclusiones, aprovechando el envión provocado por Luciana Aymar, es el hockey femenino.
Otro signo de que lo hecho en estos últimos años es bueno, es la re-reelección del presidente Juan Antonio Echeverría. Su mandato ha coincidido con el mejor momento en la historia del club del cual supo aprovechar y exprimir cada ventaja de ello para sacar réditos. Obviamente que todavía queda mucho por hacer. Uno de los objetivos para el 2011 será el aumento de la cantidad de los socios, fuente de ingresos importante y necesaria para estos tiempos. Las mejoras en el estadio si se sueña con un ascenso a primera también tendrán que llegar pronto ya que serán pedidas por AFA.
En conclusión el año 2010 para el club Almirante Brown ha sido positivo desde todo punto de vista, no creo que haya algo más lindo para un hincha mirasol que salir campeón y mirar a Morón y Chicago desde arriba. Igualmente todavía quedan sueños por cumplir acá.

Martín Osez. La Voz del Hincha Mirasol.