travel




jueves, 23 de junio de 2011

Llegó a buen puerto

La Fragata concluyó su vuelta a la B Nacional con esperanzas de seguir creciendo. En el mejor momento de la historia de la institución, acompañado por el técnico más ganador y un plantel cada vez más jerarquizado Almirante deja intacto el sueño de primera.


Si partimos de la base que el objetivo primordial que era mantener la categoría, se cumplió y que la propuesta futbolística de los últimos partidos tuvo efectividad podríamos afirmar que la temporada fue buena. Ahora si tomamos en cuenta la irregularidad propia de mediados de temporada, problemas extrafutbolísticos, y el bajo nivel de otros planteles podemos argumentar con objetividad que estas 38 fechas fueron menos de lo que se esperaba en cuanto a nombres y rendimientos. Todo depende del punto de vista y la mesura que se tenga en cuanto a las expectativas.
El recorrido de Almirante Brown por esta nueva etapa comenzó en Rafaela un viernes por la noche, un empate del cual fueron parte los hermanos Díaz y un Daniel Bazan Vera que ya comenzaba a aportar su cuota goleadora. De los primeros 11 partidos solo se perdieron 2 y contra Independiente se llegó a rozar la punta del campeonato, ¿Sorprendente? Hasta ese momento no. El equipo basaba su juego en el desequilibro individual de Román Díaz, el toque de calidad del “Rengo” y la solvencia defensiva. Se consumaron victorias resonantes ante Rosario Central y Chacarita, el equipo tomaba confianza pero inesperadamente el rumbo cambió. La irregularidad fue una constante para el equipo y culminó la primera rueda con 4 derrotas consecutivas y 21 puntos, en descenso directo y muchísimas dudas en cuanto a la continuidad de algunos jugadores.
La segunda parte de la historia empezó sin Federico Maraschi ni Román Díaz, ambos en conflicto con el técnico, Blas Giunta. Los que se sumaron fueron Daniel Vega, Ezequiel Garrè y Edilio Cardoso. El rendimiento parecía no cambiar a pesar de la gran victoria en Arroyito frente a Central, un encuentro que a priori podía ser bisagra y terminó en victoria aislada. Para empeorar la situación, a partir de los inconvenientes con la barra en el partido de local frente a Ferro, el Coprosede decide, nuevamente, castigar a Almirante: 1 partido en Platense, 2 en Almagro y luego en el Fragata con socios y abonados, en resumen toda una rueda sin jugar a cancha llena.
A pesar de todo, en contra de todos, Almirante resurge. A partir del partido con Boca Unidos (3-1) se comienza a hilvanar una racha favorable que arroja un registro de 12 paridos en los que solo se perdió una sola vez y se termina en la sexta posición a 7 puntos de la promoción a primera división. El final es soñado con una victoria en el último minuto frente al Santo tucumano y provocando su posterior condena a la promoción.
Para analizar el rendimiento del equipo simplemente podemos tomar 2 nombres propios fundamentales para la remontada final: José Luis García y Matías Carabajal. En ellos Almirante sustentó el caudal futbolístico. Por los pies de cada uno se armaron las principales jugadas y se facilitó la tenencia de balón. Otro apellido para destacar y aplaudir a la vez es el de Cesar Monasterio, un ejemplo en todos los sentidos, y que aún, crease o no, tiene para más. Gracias a su regularidad y una defensa con aplomo, Brown fue la segunda valla menos vencida.
Blas Giunta es un tema aparte, su futuro es incierto. Remitiéndonos solamente a esta temporada es increíble dejar en el banco a un jugador como Carabajal una excesiva cantidad de fechas luego de su puesta a punto. El poco uso de las inferiores es otro tema repetitivo en el seno dirigencial. El conflicto más importante surge de la relación con el plantel, actualmente y fundamentado con sus declaraciones, no es uno el problema, sino varios jugadores. Alguien va a tener que ceder.
En resumen otras 38 fechas separan a Almirante Brown de la primera división, ¿será este el nuevo objetivo planteado por la dirigencia? ¿La Copa Argentina será otro factor motivacional? Es hora de dar el salto y para ello es clave mantener la base.
Como dice una frase, “Sepan los nacidos y los que están por nacer, que Almirante nació para vencer y no para ser vencido”.

Martín Osez. La Voz del Hincha Mirasol.

LOS QUE SE IRÍAN

Esta es la lista de los jugadores que no serían tenidos en cuenta para el próximo torneo y no seguirían en el club


Alejandro Verón


Alejandro Mena



Juan Huerta.



Rodrigo Díaz.





Maximiliano Estevez



   


Joan Giunta (Se iria a prestamo a Lamadrid)




Daniel Bazán Vera.





Por otra parte por los que ya iniciaron gestiones para retenerlos son:


Jonathan Schunke.





Matías Carabajal.





Gustavo A. Daher. Fotos: Página oficial de Almirante Brown. La Voz del Hincha Mirasol.

TE BLAS O TE QUEDÁS

Pudimos averiguar que hubo un primer contacto entre dirigentes y cuerpo técnico si bien es la primera de las charlas a Blas Armando Giunta se lo esperaría hasta el sábado 25/6 para que responda si sigue o se va, en la teoría estaría todo encaminado para su continuidad.

Gustavo A. Daher. La Voz del Hincha Mirasol.