travel




sábado, 22 de diciembre de 2012

GRACIAS "RUCUCU"

Un hincha Mirasol nos envió este buen gesto del Volante Hector Daniel Olmedo y nosotros decidimos mostrarselos a todos ustedes. Gracias Miguel por confiar en nuestro blog

Soy Miguel Decima socio e hincha de Almirante Brown y tambien presidente de la cooperadora de la escuela N°22 de ISIDRO CASANOVA. Por intermedio de uds, queria hacerle llegar el agradecimiento al Sr.  Hector Olmedo por el humilde, pero gran gesto, solidario que ha tenido con nuestra escuela, al donar una camiseta y regalar con este gesto muchisima alegria a uno de los alumnos de nuestra escuela...desde ya le decimos y le damos un millon gracias al JUGADORAZOOO,  dentro y fuera de la cancha..


Romina Solange Hernández. La Voz del Hincha Mirasol.

El dinero no es todo… pero como ayuda

Bien es sabido que el amor por la camiseta, el apego a los colores y demás frases de cassette ya de a poco van quedando en el olvido. Pocos son los jugadores que hoy en día se identifican con un club o su nombre rápidamente es identificable con determinada camiseta. El dinero, obviamente, termina siendo un factor clave, fundamental e ineludible para atraer un futbolista o ponderar el buen rendimiento de un grupo. Tomando como referencia Almirante, están claros los limites autoimpuestos por la dirigencia para los contratos, pretemporadas y todos los gatos necesarios que conlleven a ese tan ansiado sueño de Primera División. Ahora, ¿influyen también los tiempos, las formas y el correcto cumplimiento de sueldos, primas, premios, etc. Para el desempeño de jugadores y cuerpo técnico? Para obtener una respuesta justificada vale remitirse a los hechos: los resultados en cancha.

En el Mirasol está más que claro que cuando se cumple todo en término y los números son acordes a cada nombre, el rendimiento acompaña. Al contrario, cuando los pagos se retrasan y lo pactado de palabra no se termina cumpliendo o se modifican los tratos, los resultados no aparecen. El fútbol, como todos los otros deportes profesionalizados, es un trabajo.

 Los jugadores son empleados de una institución, la cual retribuye monetariamente, más allá del nivel futbolístico, a cada uno de ellos. Las leyes y derechos son los mismos que para cualquier otro rubro y naturalmente en la cabeza termina influyendo el incumplimiento y las malas formas. Disgusto, bronca, malestar, inconformidad o tal vez nada, siempre dependiendo de la edad, trayectoria e historia del jugador. Pero le repercuta a uno, a cinco o a diez, todo siempre termina recayendo en lo grupal. Nadie juega solo.

Para cerrar vale hacer referencia a un análisis de la revista especializada Sporting Intelligence sobre las instituciones deportivas que más pagan a sus deportistas. El Barcelona, para muchos el mejor equipo del mundo, paga al año 6.4 millones de euros a cada futbolista en promedio (Messi con 16 millones es el segundo mejor pago en el planeta detrás del camerunés Eto´o) ubicándose al tope de la tabla. Muy de cerca lo siguen Real Madrid, Manchester City, Chelsea y Los Angeles Lakers. En este caso se condicen, más allá de la impresionante calidad de sus jugadores, el confort en cuanto al buen pago en los plazos indicados con el rendimiento dentro de la cancha. Como todo tema que se toca en el fútbol habrá cientos de ejemplos y miles de excepciones. Pero lo que refleja actualmente el mundo tiene directa relación con el dinero que se mueve y quien saca mayor tajada de el. Almirante tiene un mercado de pases por delante y quedará en Blas Giunta y dirigencia saber cómo administrar el dinero para mantener a todos focalizados en levantar la irregular campaña. El dinero no es todo… pero como ayuda.


Informó: Martín Osez. La Voz del Hincha Mirasol.