travel




martes, 10 de mayo de 2016

NO SALE DE LA MALA



Almirante Brown volvió a dejar pasar la chance de sumar de a tres, dado que nuevamente le empataron un partido que parecía tener controlado.  En esta oportunidad, La Fragata no pudo con Atlanta a pesar de que iba arriba en el marcador gracias a un gol de Sebastián Carruega, aunque increíblemente sobre el final, un error de Migliore le terminó dando la igualdad a los dirigidos por Aníbal Biggeri.

El encuentro arrancó como era de esperar si se analizaba las diferentes realidades con las que llegaban en la previa uno y otro equipo. Atlanta tomó la iniciativa desde el comienzo y pudo haber abierto el marcador tempranamente, pero la fortuna estuvo del lado aurinegro. Una vez transcurrido los primeros quince minutos donde el dominio fue propiedad del local, Almirante pudo resurgir y comenzó a manejar los tiempos del partido gracias al buen desempeño de los pibes Heredia y Carruega que se ponían el equipo al hombro cada vez que había que atacar.


Justamente la llave para abrir el marcador iba a estar en manos  de Sebastián Carruega, o mejor dicho en su cabeza. Ya que, el volante mirasol fue el encargado de poner en ventaja a los dirigidos por el Beto Pascutti a los 39 minutos de la primera etapa, luego de conectar de palomita un centro preciso enviado por Diego Torres a la salida de un tiro libre.


Desde entonces, Almirante retrocedió unos metros y se dedicó a enfriar el partido, mientras esperaba la oportunidad para liquidarlo de contra. Pero... (sí, lamentablemente en Brown siempre hay un "pero") faltando menos de diez minutos para el final, en una jugada que parecía no llevar mucho peligro, el Bohemio se encontró con el empate gracias a una falla de cálculo de Pablo Migliore, quien hizo vista en una pelota que voló pasada hacia el segundo palo, y que terminó pegando primero en el poste, y luego en su cuerpo, para terminar dentro de la red. Impotencia total.


En la previa de este encuentro, el Mirasol no veía con malos ojos rescatar un punto de su visita a Villa Crespo. No obstante, el conjunto aurinegro se va con un sabor amargo por cómo se desarrolló el trámite del partido, y sobre todo porque se le escapó la victoria sobre la hora por culpa de una equivocación propia. Ahora, al equipo de Pascutti  se le viene Tristán Suárez en el Fragata Sarmiento, y tendrá la presión de conseguir un triunfo en casa, para de esa forma poder alejarse de la tan temida zona del descenso.


SÍNTESIS:





Matias Albin. La Voz del Hincha Mirasol. Fotos: LyS Fotografía

1 comentario:

Anónimo dijo...

Y ...???? era Migliore o no era Migliore al que habia que sacar ???... Basta Migliore, si queres ser hincha del brown, anda a la tribuna, pero deja el arco papi, porque lo estas perjudicando al equipo, no paras ni el bondi querido...dale Pascutti, o sale migliore o salis vos...