travel




lunes, 13 de marzo de 2017

FELIZ COMIENZO


La espera valió la pena. Casi tres meses después del último partido, Almirante Brown volvió a jugar en Casanova y lo hizo de la mejor manera posible, ganando. Dado que, el equipo de Alberto Pascutti, arrancó con el pie derecho la segunda ronda del torneo, tras derrotar por 1 a 0 a Villa San Carlos con gol de Leonardo Heredia.

"Uno no sabe lo que tiene hasta que lo pierde" dice un famoso refrán, y, aunque a veces nos resulte odioso reconocerlo, hay que darle la razón ¡Cómo te extrañábamos bendito fútbol! Las uñas no cesaban de ser mordidas, ya que la ansiedad no se calmaba ni con amistosos de verano, partidos de Champions o carnavales. Porque después de todo, no hay nada más lindo que ir a la cancha para alentar a los colores que uno ama.


Hecha esta pequeña reflexión, se puede decir que el balance que arroja la jornada fue bastante positivo. El conjunto mirasol se quedó con mucho más que tres puntos. Ganó en solidez, dinámica, confianza, y, de paso, se acomodó en las dos tablas. Ya que con esta victoria le sacó 13 puntos a Villa San Carlos en los promedios, y quedó a una sola unidad de la zona de reducido.

La mitad del vaso que falta llenar sigue siendo el ataque. El equipo genera situaciones, pero también erra mucho y no logra convertir una mayor cantidad de goles que le permita terminar los partidos tranquilo sin andar sufriendo.


El primer tiempo comenzó con un Almirante prepotente que salió a comerse a su rival. En ese contexto, surgieron algunas buenas oportunidades de gol, pero La Fragata no estuvo fina para capitalizarlas. Luego de los quince minutos iniciales, el partido cayó en un pozo, y el pitazo del árbitro sirvió para despabilar a aquellos que se dormían aburridos por la poca acción.

En cambio, el complemento trajo emociones desde temprano. porque a los 2 minutos de iniciada la segunda parte, Leonardo Heredia sacó un bombazo de volea que se clavó en el ángulo superior izquierdo del arquero Pablo Bangardino y desató el grito contenido de los presentes en el Fragata Sarmiento. Después, hubo algunas oportunidades más para liquidarlo pero no se pudo aumentar la ventaja.

Ahora, el equipo de Pascutti deberá prepararse de cara al próximo partido que será en condición de visitante ante la UAI Urquiza, y se desarrollará el día viernes por la tarde en Villa Lynch.

Matías Albin. La Voz del Hincha Mirasol