travel




martes, 9 de mayo de 2017

HUEVOS CASEROS


La Fragata continua navegando hacia la ilusión. De la mano de su goleador, Leonardo Heredia, venció a Estudiantes en Caseros luego de 30 años, e hilvanó su quinta victoria consecutiva que le permite sumar 47 puntos, y ubicarse como único escolta de Morón en la tabla de posiciones.



Este grupo de jugadores, en gran parte, fruto del semillero aurinegro, quiere seguir haciendo historia. Ya han demostrado con sobrados argumentos que la camiseta no les pesa, y que en cada partido salen a jugar "como los verdaderos hinchas que son", tal como lo expresó su entrenador Alberto Pascutti, el artesano que moldeó a un equipo que, como hace rato no sucedía, vuelve a desvelar a La Matanza con la ilusión de pelear un ascenso.


En el día de hoy, sacaron adelante un partido de esos que en la jerga futbolera se los denomina "chivisimos". De hecho en el trámite fue realmente así, ya que de entrada se dio un cotejo muy parejo y luchado. Para colmo, el arbitro José Carreras, de pésima actuación, perjudicó el planteo de Pascutti con sus errores, puesto que a los 35 minutos, dejó al Mirasol con diez por la exagerada roja directa a Facundo Gómez, lo que obligó al técnico a sacar a Cristian Fernández y poner a Brian Machuca para rearmar la defensa.


Sin embargo, en el complemento, Estudiantes se quedó rápido con un hombre menos por la expulsión de Pailallef, y a partir de ese momento, comenzó un nuevo partido con el conjunto aurinegro tomando el protagonismo. En ese contexto, llegó la apertura del marcador por parte del hombre de los goles importantes, Leonardo "Pupa" Heredia quien recibió un pase filtrado de Canan, ingresó al área con la pelota dominada, luego desparramó al arquero Puchetta y definió suave con un pase al fondo de la red para decretar el único grito de la tarde.


Ya con la ventaja en el bolsillo, Almirante cerró sus filas y apostó al contragolpe con los ingresos de Núñez y Seguel. Aunque, de todas formas, terminó sufriendo los embates del rival, que bombardeaba con centros constantemente el área mirasol, pero, tanto el travesaño, como otra soberbia actuación de Joaquín Mattalia, evitaron la caída de la valla aurinegra, y en consecuencia, el equipo de Pascutti terminó festejando una valiosa victoria en un terreno históricamente adverso para el club matancero.


Quinto triunfo en fila para La Fragata que, con un partido más, quedó a siete puntos de Morón como único escolta, y con la chance de enfrentarlo en el Nuevo Francisco Urbano a tres fechas del final. Ahora, habrá que pensar en Atlanta, otro rival directo al que Almirante Brown recibirá en Isidro Casanova el próximo sábado a partir de las 11.00.

Matías Albin. La Voz del Hincha Mirasol. Fotos: Luciano Foglia y Claudio Albin

1 comentario:

Anónimo dijo...

El gallo tiene miedo ?????....